¿Puedes Decir Feroces Defensores de la Justicia?

¿Puedes Decir Feroces Defensores de la Justicia?

¿Puedes Decir Feroces Defensores de la Justicia?

Cuando la profesora Silvia Dapía llegó a John Jay en 2010, el Departamento de Lenguas y Literaturas Modernas no ofrecía programa alguno en estudios de español, por lo que se embarcó en el proyecto de cubrir esta necesidad que consideraba imperante: crear una licenciatura en lengua española en la universidad con las mayores cifras de alumnado hispano del noreste de los Estados Unidos. “La idea fundamental –explica Dapía– era responder al elevado número de estudiantes de origen hispano que hay en John Jay y permitirles desarrollar los conocimientos y destrezas que ya poseen con el fin e conseguir una licenciatura”.

Cinco años más tarde, la profesora Dapía, directora del departamento y experta en literatura y cultura latinoamericana, alemana y francesa, consiguió su objetivo con el lanzamiento oficial de la Licenciatura en español (B.A. in Spanish) el pasado otoño, que se erige como el único programa en lengua extranjera dentro del conjunto de 31 licenciaturas que ofrece la institución. La creación de esta nueva licenciatura en español –junto a la especialización secundaria (minor) y los programas de certific do en español, que también se desarrollaron recientemente– reconoce el papel esencial que desempeñan las humanidades y las lenguas modernas en la oferta educativa en artes liberales de una universidad dedicada a educar para la justicia.

Silvia Dapia
Prof. Silvia Dapía

Este nuevo programa, que se encuentra en el segundo semestre desde su implementación, cuenta ya con 31 estudiantes matriculados. Dapía prevé que el interés entre el alumnado de John Jay continuará aumentando. Y con razón. El español es la segunda lengua más hablada en el mundo, es idioma oficial en, al menos, 21 países y se ha convertido en la segunda lengua de uso más extendido en los Estados Unidos. Además, su relevancia va en aumento. El centro de investigaciones Pew Research Center calcula que el número de hispanos que residen en los Estados Unidos llegará al 29% en 2050, lo que nos convertirá en el país con el mayor número de hablantes de español del mundo. La realidad del mercado laboral va a la par: la Oficina de Estadísticas de Empleo (Bureau of Labor Statistics) estima que los puestos de trabajo en traducción e interpretación aumentarán un 46% y sitúa estas profesiones entre las que gozarán de mayor crecimiento en la nación. Otros indicadores apuntan a tendencias similares: una encuesta reciente elaborada por CNN Money indica que el bilingüismo ha pasado a ser un elemento clave en el mercado laboral, mientras que otro relevante estudio de Korn Ferry muestra que el 79% de las empresas de selección de personal afirman que el español es la segunda lengua más demandada por los empleadores norteamericanos.

En el contexto de este pujante interés por la lengua española y las culturas hispanohablantes, la Licenciatura en español de John Jay ha creado dos áreas de especialización que ofrecen a los alumnos varias alternativas para su desarrollo académico y para aspirar a oportunidades profesionales viables. Los alumnos pueden cambiar de una especialización a otra o cursar estudios mixtos gracias a la flex bilidad del programa, que, según Dapía, lo hace una opción atractiva, especialmente para aquellos alumnos que ya tienen un dominio avanzado del español. 
 
La especialización en Interpretación y Traducción se centra en el ámbito jurídico y dota a los alumnos de los conocimientos, las herramientas y las destrezas que necesitan para ejercer como intérpretes y traductores competentes en un momento en el que la elevada demanda de este tipo de profesionales continúa en auge en el mercado laboral estadounidense. (Véase página 15.)
 
La especialización en Literaturas y Culturas de España y Latinoamérica, por su parte, se pone a disposición de los alumnos que desean cursar estudios humanísticos y que aspiran a estudios de postgrado o a puestos de trabajo en la Administración pública, relaciones internacionales, negocios, marketing, periodismo u organizaciones no gubernamentales. Las asignaturas obligatorias en literatura y cine, así como las diversas optativas, examinan estas disciplinas desde el punto de vista de la justicia social. Los alumnos que optan por esta especialización se graduarán con un dominio avanzado de la lengua, con la capacidad de ofrecer presentaciones profesionales en español y con una notable competencia intercultural, desarrollada a través del estudio interdisciplinar de las culturas de las zonas hispanohablantes de las Américas, el Caribe y Europa. Además, los alumnos pueden estudiar en el extranjero durante un semestre, una tradición propia de los estudiantes de lenguas y literaturas. 
 
No cabe duda de que el nuevo programa de español tiene una importancia signific tiva en John Jay a la vista de su estudiantado y de su estatus como institución al servicio del alumnado hispano por designación federal. Sin embargo, el español es solo una de las ocho lenguas que se ofrecen en esta universidad, que cuenta también con clases de alemán, árabe, chino, francés, italiano, japonés y portugués. En cualquiera de estas lenguas, los alumnos disfrutan del apoyo del Centro de Lenguas Modernas, un centro de aprendizaje que pone a disposición de los alumnos prácticas autónomas y un servicio de tutorías individuales y en grupos. El Departamento de Lenguas Modernas también organiza actividades culturales extracurriculares relacionadas con su diversa oferta lingüística, de manera que durante un semestre cualquiera, los alumnos asisten a obras de teatro, a exposiciones de arte y a la ópera y visitan diversos centros culturales. Recientemente, el departamento ha puesto en marcha una serie de conferencias llamada “Language Matters”, que arrancó el pasado otoño con una charla sobre la traducción como profesión y con una presentación sobre transfobia y discriminación de las personas transgénero de la mano de Brooke Cerdá Guzmán, aclamada activista por los derechos civiles de la comunidad transgénero. 
 
Como asegura la profesora Dapía, aprender un segundo (o tercer) idioma tiene múltiples beneficios. Distintos estudios sobre bilingüismo y cognición han demostrado que el aprendizaje de una lengua extranjera incrementa la capacidad cognitiva a cualquier edad y se asocia con una mejor memoria y un mayor rendimiento académico. Las personas que hablan una lengua distinta de la materna suelen manifestar actitudes
muy positivas hacia la cultura y los hablantes de dicha lengua y saben cómo superar la barrera cultural. Del mismo modo, y de manera igualmente importante, parece ser que el pensamiento crítico, defini o como la capacidad de superar percepciones iniciales y entender otras perspectivas, es otra consecuencia positiva del estudio de lenguas extranjeras. En los últimos años, el pensamiento crítico se ha convertido en una característica muy demandada por los empleadores que priorizan esta “destreza del siglo XXI” a la hora de cubrir puestos clave.
 
Los alumnos de John Jay que optan por la nueva licenciatura en español o por cualquier otra opción educativa ofrecida por el Departamento de Lenguas Modernas se disponen a adquirir un conjunto de conocimientos, destrezas y credenciales que los harán destacar sobre el resto, ya sea a la hora de solicitar la admisión en estudios de postgrado o a la hora de desarrollar sus carreras profesionales. Y no resulta sorprendente que Dapía planee reforzar la oferta del departamento con un certific do en traducción de árabe, puesto que, al igual que la nueva licenciatura en español, promete cubrir una clara necesidad del currículo académico de John Jay.